CASCATENG
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)
IRINA MUTT

Irina Mutt hace cosas. A veces las piensa antes. Trabaja en Oficina36 como crítica, pero a menudo paga las facturas con los trabajos más cutres que podáis imaginar. Así que nada de glamour en esto del arte. Le contaron que cuando Annie Sprinkle en el 2002 vino a Barcelona y dijo eso de ’’si no te gusta el porno que ves, hazlo tú misma’’ revolucionó la escena queer y feminisita de la ciudad. Pues eso, que si no te gusta el arte que ves, hazlo tú misma.

27 febrero 2017

Frau Diamanda/Hector Acuña @a-desk.org

Me gustaría mucho empezar esto con algo así como una introducción. Llevas unos meses en Barcelona y te hemos visto en el MACBA, en las fiestas políticas del orgullo y varios eventos...Pero para quién no sepa mucho de ti: ¿Cuáles son tus referentes y contexto? Un poco explicar cómo empezó Frau Diamanda, o cómo Héctor Acuña conoció a Frau…

Frau Diamanda como proyecto de arte performativo, estrategia, cuerpo-objeto y vida hecha arte o viceversa, se inicia allá en 1999 en Lima, Perú, en un contexto de tregua sociopolítica post terrorismo o guerra interna peruana. Héctor halló su primer desdoblamiento en ellx, él es el estratega, director y actor que pone el cuerpo y su vida misma al servicio de un juego múltiple de re-creaciones sucesivas y compulsivas donde el cuerpo físico y la realidad se funden en la ficción. Las plataformas de interacción que fue hallando Frau Diamanda sobre la marcha se diversificaron y ya no solo se trataba de intervenir o afectar los circuitos del underground – new wave, música electrónica experimental, la escena gay/travesti/drag), sino que el artefacto interactivo se desborda hacia la calle logrando además infectar con el tiempo y bajo la premisa de la terquedad creativa, los circuitos del arte, museos y galerías. Frau Diamanda como sujeto híbrido nos muestra una mezcla imposible y monstruosa al re-definir convencionalismos rígidos socialmente impuestos como son el género, la clase social, la raza, el sentido de pertenencia y la tendencia política a través de mecanismos procedentes de lo transcultural, lo teatral, la farsa, el artificio, lo abyecto y lo psicosexual. Trafica con signos de toda índole incorporándolos al diseño corporal y estético propuesto desde la travesti marginal, la diva, la terrorista sexual y el glamour corrosivo.

Estas andanzas, desdoblamientos y exploración vital produjeron tres exposiciones de artes visuales y nuevos medios en el Centro Cultural de España en Lima entre los años 2003 y 2009, con la consecuente colaboración y desarrollo de lazos afectivos y creativos con esta institución. Con el transcurso del tiempo, el azar y la intrusión en nuevos espacios se fueron produciendo encuentros y cooperaciones mil con otros artistas, músicos, videoartistas, cineastas, escritores, periodistas, fotógrafos, diseñadores, activistas, teóricos, en fin, un sinnúmero de colaboraciones que tenían como fin la búsqueda de lo novedoso y transgresor en un contexto aburrido y monótono. Ya en mi nueva fase en Barcelona, he desarrollado colaboraciones importantes con plataformas activistas como Acathi, asociaciones, ateneos y okupas; plataformas musicales como Frente Sónico Futurista y ensambles sonoros con Cesko Slovenska, alias Francisco Estrada, Vyltage, alias Miguel Rivero, Yvgvlar a dúo con Jordi Flecos; plataformas interventivas con Rosa Silvestre y 1m+kladydi, proyectos curatoriales con el comisario independiente Alex Brahim, participación en el cortometraje transfeminista de Linda Pornsánchez, proyecto fotográfico con Candela Cuervo y demás planes y complicidades a futuro.

Pudimos ver, hace nada, una introducción al Pornífero festival que has curado y organizado en Barcelona. Más allá de la puesta en circulación y visibilización de prácticas, deseos y cuerpos no normativos, y considerando el post porno (o pornopunk, no sé cómo llamarlo) como una herramienta política que entronca con la teoría queer: ¿En qué medida afecta el contexto geopolítico y económico la puesta en práctica, los cuerpos que encarnan la teoría?

El proyecto curatorial Pornífero Festival de Videoarte Postporno Iberoamericano nace como consecuencia lógica de mi trabajo performático basado, pero no limitado, en el enfoque de las sexualidades alternativas, abyección y desobediencia sexual hacia la heteronorma. Lo que sucedió es que gracias a las redes se fueron tejiendo lazos muy fuertes de complicidad creativa y disidente con otrxs artistas, teóricos, activistas, voyeurs y practicantes de esta tendencia sexo-política que establece la experimentación/exploración como premisa donde los cuerpos subalternos puedan hallar formas genuinas de placer corpo-sexual y audiovisual, y a la vez, hacer contestación directa al falocentrismo y heterocapitalismo. El des/encuentro y afinidades que podrían existir entre las prácticas postporno del primer mundo y Latinoamérica se relacionan más allá de la lejanía geográfica y cultural, en tanto regímenes políticos y dictatoriales que históricamente se nos han impuesto, generando un modelo geopolítico determinado. Además, ha implicado un estado o clima de violencia y muerte hacia aquellxs que somos y nos consideramos diferentes y críticos del sistema heteropatriarcal opresor. Algo en común es el uso del cuerpo, el sexo y la sexualidad como motor de energía cuyo trasfondo catárquico afecta el entorno privado y público. Las estéticas pueden ser dispares, pero hallamos concertación en el uso de una descarga sexual que linda con el desborde y lo difuso y se disemina por el espacio, generando cuestionamientos sobre cómo tratar de aprehender la realidad y el mundo a través del rito sexual.

Hay algo que me gusta mucho de la puesta en escena performativa en tus presentaciones. Hay mucha historia oral y experiencias directas o cercanas, documentos de video, registros fotográficos, etc. de tu trabajo u otras personas... Se podría decir que hay una voluntad de archivo, de documentar la historia reciente para poder volver a ser activada o puesta en circulación (que en muchos casos de las periferias culturales o LGTB suelen desaparecer, diseminarse o perderse, por pura precariedad, falta de recursos, muertes prematuras, olvido etc). Y a pesar de ese carácter de archivo hay también mucha presencia del cuerpo: drag, travesti, maquillado, historia oral y personajes cercanos, amigos, contexto directo etc. cosas más cercanas a lo que sería un diario de vida. ¿Podrías explicar un poco sobre estas relaciones si es que las hay, entre museo, documentación y archivo versus vida vivida, cuerpo, experiencia?

A partir de experiencias personales, de recopilación obsesiva de material y archivos y voluntad de mostrar y nombrar compinches en las lides de la desobediencia sexual, he logrado producir tres proyectos con formato de portafolio audiovisual itinerante, a saber: Frau Diamanda: Lucha Subalterna en Drag, Arte Tr@ns Peruano y Pornífero Festival. Asumo que existe una lógica temporal y contextual en el diseño de cada propuesta partiendo de mi propio proyecto performático personal como es Frau Diamanda, la voluntad de coleccionar y analizar propuestas de artistas peruanos con alineamientos políticos, sexuales y estéticos comunes o similares y hasta abordar geografías otras a la propia a través del uso de la red como continuum interactivo donde hallé teoría, convocatorias y festivales que confirmaban mis sospechas de no estar solo en la lucha pues, como anécdota, ya hacía performances psicosexuales desde 1999 de marcada tendencia auto pornográfica y luego, con los años, pude acceder a la teoría queer o postporno o al concepto de disidencia sexual. Lo que fui hallando en el camino, si bien partió del puro instinto o desborde sexual, fue tomando consistencia conceptual y analítica a través del hecho concreto de asumirme como mi propio comisario, pues qué mejor mentalidad para analizar el cuerpo travesti que el mismo travesti. Siempre he sido muy obsesiva con la recopilación de mi propio material, esta acumulación de archivo finalmente la doné al MAC (Museo de Arte Contemporáneo) de Lima y, anecdóticamente debo confesar que me sentí un cadáver luego de esta entrega y me propuse con urgencia un nuevo desdoblamiento arriesgado y definitivo: el exilio desde donde empezar de cero.

A menudo las miradas más interesantes del sub mundo gay de Barcelona la han hecho personajes que no eran de aquí; Jean Genet, Ocaña, Nazario. Esto ahora que lo pienso son todo autores de antes de que existiera toda la zona gay del Eixample... En todo caso, a lo que voy: soy muy fan de tus Escenas Catalanas. Tienen algo de diario (o de nuevo, esa vocación de archivo) y se salen bastante de las rutas oficiales. ¿Queda algo interesante en Barcelona? ¿Cuál es tu impresión del ambiente de la ciudad?

Desde antes de mi llegada a Barcelona ya había decidido cerrar etapas importantes en mi vida como el hecho de no añorar en demasía a mi familia y amigos cercanos. Lo que pude hallar, de arranque, es la confrontación directa y brutal entre mi idealización sudamericana de una ciudad europea cosmopolita y su cara real, que aun ando en proceso de explorar y comprender, donde el estatus de inmigrante supone zambullirse en un abismo sinfín de trampas legales, desidia, ansiedad y ensañamiento económico y no dejemos de lado el hecho de ser visiblemente marika, travesti, sudaka, cobriza, precaria y exótica, lo cual podría generar además tensión homofóbica o discriminatoria que, sin embargo, hasta ahora no ha sucedido. Personalmente, experimento una sensación de buena acogida, rollo, energía e interés hacia mi nuevo devenir en una geografía y cultura otras. Uno de los mecanismos que he desarrollado con el tiempo y la experiencia es el aprehender nuevos espacios a través del desborde sexual utilizando mi propio cuerpo como dispositivo de choque. Soy un ser absolutamente sexual que pone en práctica ya no solo un discurso o interpelación, sino además su propia vida sexual real. Las “Escenas Catalanas” son resultado de este accionar. Es lo que Barcelona me ha dado en estos primeros meses de inserción, acogida, exploración, prueba, ensayo y error. Me reencuentro además con la escritura que había dejado algo de lado pues básicamente necesitaba entrar en estado de alerta continua que me fuerza a crear; la adrenalina, el desborde, el caos. Esta nueva etapa europea que me impone choques culturales que son mi nuevo caldo de cultivo para la creación. Muchas personas me preguntan si estas micro historias son ciertas o no, y solo puedo decir que se trata de un ejercicio literario donde lo real y la ficción se funden una vez más siguiendo las directrices de un cuerpo que solo halla la verdad a través del sexo. Me encantaría que estas micro historias se conviertan en un proyecto editorial queer punk.

Alguna vez me he preguntado por qué no hay escena de cruising o saunas de lesbianas. Diana pornoterrorsita con otras amigas intentó hacer el proyecto perras horizontales, donde se ofrecían servicios sexuales a mujeres, pero el proyecto fracasó, en gran parte debido a la falta de demanda. ¿Por qué crees que el sexo -este más a saco- falla entre mujeres?

El cruising como práctica de recreación socio-sexual está definitivamente en desbalance entre la comunidad gay y lesbiana. El hombre gay mantiene aún el privilegio copiado o heredado del hombre heterosexual con respecto al entorno público por lo que el cruising es aceptado y tolerado sin cuestionamiento alguno. El caso del cuerpo de la bio-mujer o lesbiana es distinto, aun no se desarrolla una conducta de afirmación ante el desborde sexual femenino en espacios públicos. En este punto debo comentar, los intentos contundentes de los proyectos Perrxs Horizontales y del Colectivo Post Op de Barcelona y de paso comentar la experiencia maravillosa que tuve en Worm espacio de arte en Rotterdam, Holanda, donde se proyectó el film “When we are together, we can be everywhere” de la cineasta alemana Marit Osberg donde se aborda el tema del cruising de lesbianas queer punk en Berlín, es espléndido, os lo recomiendo.


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Un mensaje, un comentario?
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)


A*DESK | contact@a-desk.org